Cómo ahorrar energía en tu oficina mientras trabajas

ahorrar energía

Cómo ahorrar energía en tu oficina mientras trabajas

¿Cómo ahorrar energía mientras trabajas? Es la pregunta más realizada por aquellos directores y jefes concienciados con el medio ambiente o que invierten gran parte de su beneficio en los gastos fijos producidos durante la jornada laboral. Según datos de WWF, la mitad de la energía que se consume en el sector servicio proviene de las oficinas.

En algunos casos, en los edificios de oficinas tienen un gran potencial para contribuir al ahorro energético. Las recomendaciones que detallamos a continuación no suponen reducir el confort de los empleados y sin necesidad de una gran inversión económica. El éxito de las medidas para ahorrar energía dependerá del trabajo colaborativo de todo el equipo. Te ofrecemos estas recomendaciones aportadas por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE):

  • Hábitos: realiza un correcto uso de los sistemas de climatización, iluminación y del resto de equipos eléctricos de tu oficina. Como apagar la luz al salir de una habitación, cerrar las ventanas en invierno o aprovechar los espacios con mayor luz natural. Puedes colocar papeleras de reciclaje para hacer más visible la tarea. Estos hábitos no cuesta dinero sino que lo ahorra gracias a gestionar mejor la energía.
  • Climatización e iluminación: estos sistemas suponen un gran gran parte de la energía consumida en una oficina. Regula los termostato y aire acondicionado a temperaturas menos abusivas o drásticas. En verano se aconseja una temperatura entre 23 y 25 grados; y en invierno entre 20 y 22 grados. No olvides utilizar bombillas de bajo consumo. En este apartado podemos incluir el uso de nuestros ordenadores. Un ordenador portátil consume hasta el 50% menos de energía que uno de sobremesa y las pantallas planas hasta el 70%.
  • Equipamiento ofimático: utiliza sistemas de programación para controlar el uso de cada aparato electrónico. Empléelos para regular el tiempo de uso de la luz y el aire acondicionado así como optimizar el consumo de tu ordenador. Utiliza las funciones de apagar, suspender e hibernar cuando sean necesarias y realiza un uso prudente de fotocopiadoras o escáneres.
  • Ascensores: aunque son muy cómodos, originan un gran consumo de energía eléctrica y gastos de mantenimiento. No pienses que te obligamos a subir cinco plantas todos los días pero sí que hagas un uso moderado. Comentar que los ascensores eléctricos modernos pueden ahorrar hasta el 60% de energía frente a los ascensores hidráulicos.
  • Consumos indirectos de energía: puedes conseguir un gran ahorro si reduces el consumo de papel, plástico y otros materiales. Utiliza cartuchos de impresora recargables, reduce los instrumentos a pilas y utiliza pendrive en vez de CD. Te aconsejamos adaptar tu oficina a un ambiente más digital. En este post te decimos cómo.
  • Agua: haz un uso responsable. Aunque el mayor gasto se produce en electricidad, no olvides aplicar medidas de ahorro energético para las cocinas o baños de tu negocio. No utilices el inodoro como papelera, revisa el buen mantenimiento de los grifos e instala en ellos sistemas más energéticos como el de reducción de caudal.
  • Equipamiento de gama blanca: si necesitas comprar un electrodoméstico, no olvides mirar su etiqueta energética. Las etiquetas energéticas A y G (según modelo) pueden ayudarte a ahorrar hasta el 50%.
  • Movilidad: para desplazamientos largos, recomendamos utilizar el transporte público o compartir su vehículo con amigos o compañeros de trabajo. Es una medida indirecta de ahorro para su oficina. Además, aconsejamos promover los horarios flexibles así como trabajar desde casa o el teletrabajo.

Puedes leer el estudio completo aquí.



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies