Redescubrimos la arquitectura bioclimática para tu oficina

arquitectura bioclimática

Redescubrimos la arquitectura bioclimática para tu oficina

La arquitectura bioclimática ha revolucionado la forma en la que se edifican y diseñan los nuevos edificios. Pero no se trata de un término relativamente nuevo. Encontramos artículos del año 2000 en el que el Dr. en Arquitectura Flavio Celis D’Amico (profesor titular de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Alcalá) hacía una lectura básica del concepto.

La idea de Celis D’Amico sobre este tipo de diseño aparece cuando los primeros trabajos realizados se subordinaban únicamente al ahorro energético. En la actualidad, el punto clave ha trascendido hacia el entendimiento de este modelo de arquitectura bioclimática como un proceso activo y como un sistema más amplio. Abarca desde conceptos energéticos hasta los estéticos y funcionales.

Así, por mucho ventilador que se coloque, no disimula el fallo estructural que tiene el edificio. Hoy día, se ha popularizado el concepto de “arquitectura bioclimática”. Engloba al diseño de edificios teniendo en cuenta las condiciones climáticas en las que se edifica. Se valoran los recursos ambientales existentes y se aprovecha al máximo para reducir la contaminación. Tanto en su construcción como en el uso posterior que tendrá el edificio.

En la actualidad, diversos estudios han demostrado la viabilidad económica que presenta este tipo de edificaciones. El ahorro ronda entre el 60 y 70% en coste energético. Otras empresas del sector señalan un ligero coste superior en este tipo de edificación, pero a partir del cuarto año se amortiza la inversión.

Caisse des Français de l'Etranger

Caisse des Français de l’Etranger: ejemplo de edificio con fachada de revestimiento bioclimático.

 

Existe un tipo de refrigeración de bajo consumo eléctrico utilizando un sistema automatizado, se trata de la ventilación nocturna. Gracias a su automatización a través de un ordenador se considera un buen método para “predecir el confort”. ¿Tener toda la noche un sistema de ventilación funcionando no supone un mayor gasto? Existen opciones económicas y que contribuyen a reducir el impacto medioambiental, la más conocida y empleada son las placas solares.

Las ventajas de una ventilación nocturna, además de las ventajas medioambientales, es su gestión automática. Gracias a ella se programa el horario de funcionamiento, la temperatura, las zonas en las que se hará, la intensidad y la temperatura deseada. Se presenta como un formato cómodo y sencillo de usar, aplicable durante todo el año. Para nosotros, lo más destacado es el ahorro en espacio y la estética de la oficina. Permite prescindir de ventiladores mecánicos que ocupan y distraen, además, amplían el espacio que dejan para moverse o redistribuir el mobiliario.

¿Pensábamos que una oficina funcional, estética y comprometida con el medio ambiente era imposible?



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies