¿Qué necesitas para convertir tu oficina en un espacio wellness?

¿Qué necesitas para convertir tu oficina en un espacio wellness?

Desde hace algunos años la etiqueta “empresa saludable” se ha puesto de moda. En EEUU y LATAM las compañías apuestan por promover iniciativas destinadas a mejorar la salud y los hábitos de vida de sus trabajadores con la premisa de que un empleado sano es más productivo y rinde más.

Este wellness corporativo ya ha llegado a nuestro país donde algunas empresas ya incentivan económicamente a los trabajadores que se desplacen en bicicleta, fomentan el consumo de fruta fresca con fruteros repartidos por las oficinas, adaptan salas para echarse la siesta, habilitan gimnasios propios, proporcionan a sus empleados una consulta semana con un nutricionista o entrenador personal…
Estas son sólo algunas medidas que las grandes empresas comienzan a ofrecer a sus trabajadores en base a las necesidades y peticiones detectadas por el departamento de RRHH.

Pero para poder implantar estas iniciativas y conseguir la certificación Well en ocasiones será necesario adaptar o habilitar espacios para su correcto desarrollo.  Y es que está comprobado que un buen diseño de espacios interiores, además de aumentar la productividad del empleado, puede llegar a moldear los hábitos, regular el ciclo del sueño e incluso influir pasivamente en el estado de ánimo de las personas.

A la hora de definir una oficina wellness se debe tener en cuenta el aire, el agua, la nutrición, la luz, el estado físico, la comodidad y la mente de sus empleados:

Aire. Será necesario contar con unas instalaciones optimizadas que renueven el aire expulsando el viciado y permitiendo la entrada del nuevo. Para ello suelen implantarse dos tipos de esquema (monozona y multizona) y recurrir a ventanas practicables y el uso de maquinaria de limpieza avanzada.

Agua. Tan importante es fomentar su consumo como concienciar sobre su racionalización. Está demostrado que las personas que no beben agua sufren más dolores de cabeza a media que avanza la jornada. Para evitar esto una buena idea es instalar dispensadores de agua en zonas comunes y establecer pequeñas pausas para recomendar su consumo.

Nutrición. Tan importante en una empresa es ofrecer una alimentación saludable a los empleados como habilitar espacios y comedores adecuados para el coffee break o el momento de la comida. De ello ya hablamos con mayor profundidad en el post “El comedor en la empresa como núcleo de las relaciones entre empleados”

Iluminación. Las zonas con mayor iluminación natural deben ser las más aprovechadas para trabajar, dejando los espacios más oscuros para zonas de paso donde colocar luz artificial. Un proyecto lumínico adecuado, que también tenga en cuenta el uso de colores, satisfará las necesidades de la oficina a la vez que generará un ambiente productivo y agradable.

Ejercicio. Para una empresa contar con un gimnasio propio para sus empleados es un punto decisivo a la hora de captar talento ya que supone un gran beneficio tanto económico como saludable para el personal. Incluso es recomendable organizar actividades deportivas fuera del trabajo que fomenten el trabajo en equipo y beneficien la forma física.

Y es que Los estudios dicen que los millennials y la generación Z reclaman algo más que sueldo de un lugar de trabajo. La filosofía de la empresa moderna incluye un organigrama plano y medidas de conciliación de la vida personal y profesional, desde servicios de guardería o flexibilidad en las fechas de vacaciones, hasta la ayuda de asistentes personales para resolver gestiones, consultar dudas legales o resolver conflictos familiares.

¿Qué puede ofrecer tu empresa a tus empleados?
¿Está preparada para ello?



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies