La clave para fidelizar el talento está en el salario emocional

La clave para fidelizar el talento está en el salario emocional

Uno de los restos de las empresas modernas es conseguir retener el talento para que sus objetivos marcados sean viables. Es por ello qué, de un tiempo a esta parte, el salario emocional juega un factor decisivo en la decisión de los empleados a la hora de escoger trabajo.

El salario emocional está relacionado con la suma de ideas, emociones y percepciones que los empleados tienen sobre la empresa, su puesto de trabajo y el ambiente en el que se desenvuelve. Se basa en todas aquellas retribuciones no económicas que la compañía ofrece a sus empleados con el objetivo de mejorar su calidad de vida y fomentar un buen clima organizacional.

Vivimos en una sociedad en constante movimiento que ve como sus valores se adaptan y cambian a los nuevos tiempos. No es nuevo escuchar como muchas personas defienden que “el dinero no lo es todo” por lo que si se les presenta un sueldo que cubra sus necesidades con un salario emocional elevado es más que probable que rechacen otras ofertas de trabajo aunque les pagasen más. Apostar por el bienestar de los trabajadores puede ser un arma frente a las empresas que no pueden competir con otras que ofrezcan grandes remuneraciones.

¿Qué factores intervienen en el salario emocional?

  • Horario flexible. Se trata de no ceñir a los empleados a horarios estrictos de entrada y salida ofreciéndoles libertad para que se organicen siempre y cuando las tareas se cumplan en tiempo y forma.  Ya ha quedado demostrado que cumplir un horario no es sinónimo de productividad.
  • Teletrabajo. Este es uno de los aspectos más valorados por los millenials ya que están familiarizados con el uso de herramientas informáticas que les permite trabajar allá donde tengan un ordenador y conexión a internet. Esto es un gran alivio para familias con hijos o familiares que necesiten cuidados ya que ayuda a conciliar la vida laboral y familiar.
  • Beneficios sociales. Ofrecer seguros, planes de jubilación, ayudas a la educación de los hijos, abono de los costes de transporte y alimentación.
  • Días libres. Liberar a un trabajador de sus responsabilidades el día de su cumpleaños, o en momentos difíciles como puede ser la pérdida de un ser querido es uno de los gestos más valorados por las plantillas.
  • Desarrollo de la carrera profesional. Las ayudas y los programas de formación a los empleados es un atractivo muy importante para los trabajadores. Idiomas, nuevas herramientas, incluso talleres complementarios, son propuestas que enriquecen tanto al trabajador como a la empresa.
  • Espacios de distracción. Todos conocemos oficinas como las de Google y otras organizaciones punteras que ofrecen a sus empleados salas de descanso, salas de juegos, salas con televisión, gimnasios u otras salas dedicadas a desconectar del trabajo.

¿Te has planteado qué tal es el salario emocional que ofreces a tus trabajadores?

 



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies