La madera: funcional y estética para tu oficina

madera

La madera: funcional y estética para tu oficina

Durante las épocas de otoño e invierno, los edificios muestran una estética oscura y apagada. La falta de luz y la reducción de horas de luz aprovechable acentúan el color gris de las fachadas de la mayoría de los edificios de oficinas. Por suerte, en el interior de nuestros edificios podemos dar rienda suelta a nuestra creatividad.

Una de las mejores técnicas de decoración para olvidarnos de la “frialdad” del exterior es usar elementos de madera. Todo elemento que provenga de la naturaleza nos aporta vitalidad y sensación de “hogar”. También se le conoce como calidez, y es que la madera nos ayuda a mantener mejor el calor en nuestros espacios.

Al hilo de la calidez, no sólo repercute en tener una estancia de temperatura agradable, sino también es su percepción estética. Los marrones y naranjas aportan dinamismo al ambiente y sin resultar excesivamente llamativo. Son colores que nos aportan estabilidad y energía.

La madera es un material que puede emplearse en cualquier parte o estancia de una oficina. Es un material versátil que, por un lado, es funcional para definir una habitación y, por otro lado, estético para añadir elementos decorativos. Si empleamos la madera en su funcionalidad, encontramos habitaciones o despachos que la emplean tanto para los techos, suelos y paredes. Es un material duradero y fácil de mantener, más aún gracias a nuevas tecnologías de tratamiento para maderas. Es un buen aislante térmico y acústico, y tiene una mayor resistencia frente al fuego gracias a su baja conductividad térmica.

Funcionalidad y estética, Autodesk

En su vertiente estética, es un elemento integrador en la decoración de interiores. Tiene multitud de variantes y aplicaciones, presenta desde colores clásicos con tonalidades oscuras o otros más modernos con una estética más clara o barnizada en otros colores. Las propuestas en decoración varían pero sin perder el concepto natural y ecológico que las caracteriza. Desde mesas tradicionales que aportan un toque rústico, hasta lámparas sencillas y alejadas de lo clásico gracias a su capacidad de combinación con el resto de estilos.

 

¿Qué tal si aportamos vitalidad y naturaleza en nuestro lugar de trabajo?



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies