Propósito 2018: ordenar mi mesa de trabajo

ordenar mesa de trabajo

Propósito 2018: ordenar mi mesa de trabajo

Según un reciente artículo publicado en la revista Forbes “ordenar el ambiente de trabajo contribuye a que las personas exitosas tengan un espacio en el que fluya la creatividad. El caos físico invade la mente y contagia al pensamiento”

Empezar el año haciendo limpieza de escritorio y ordenando el lugar de trabajo es muy buena iniciativa ya que lo que hacemos en nuestro entorno físico tiene reflejos en nuestra mente. Si quieres que 2018 las oportunidades fluyan y los proyectos pendientes vean la luz empieza por preparar el entorno laboral para desechar lo viejo y darle la bienvenida a lo nuevo.

¿Qué hay de tu mesa de trabajo?

Es probable que si miras alrededor de tu mesa te des cuenta de que la tienes llena de cosas que verdaderamente no necesitas. Solemos acumular papeles, cuadernos y otros objetos innecesarios para el desarrollo de nuestro trabajo que generalmente caen en el caos y desorden. Este desarreglo puede generar sensaciones de caos que nos provoquen estrés. Un espacio de trabajo desorganizado deriva en una mente desorganizada o distraída.

Si queremos ser más productivos durante la jornada laboral el orden es nuestro aliado. Es tan importante dicho orden que puede llegar a influir en el ambiente de trabajo y los conflictos con la empresa. Algunos de los beneficios que empezarás a notar en cuanto despejes y reorganices tu mesa de trabajo son:

  • Tiempo.  Si todos tus utensilios de trabajo están en orden encontrarás con facilidad y rápidamente lo que necesites. ¿Cuántas veces has buscado un post it que quizá se te había extraviado entre una torre de documentos apilados?
  • Espacio. Un espacio desordenado es un foco de posibles accidentes, mientras que un lugar ordenado motiva la concentración y proporciona sensación de amplitud eliminando la sensación de agobio.
  • Confianza. Un amante del orden siempre se ve con mejores ojos que aquel que parece vivir entre el caos. Esta percepción (aunque no tiene por qué ser real) traspasa el ámbito físico y denota una persona que tiene disciplina y que sabe con precisión qué hace y dónde están los recursos para hacerlo.

Antes de ponerte manos a la obra es importante que mires tu lugar de trabajo y te hagas cuatro preguntas:

  1. Cuántas de esas cosas se usan a diario
  2. Cuáles no se usan más que una vez a la semana.
  3. Qué cosas no usas hace un mes.
  4. Cuántas otras no necesitas esporádicamente.

ordenar mesa de trabajo

Cuando tengas tus objetos bien clasificados en uno de estos tres grupos llega el momento de ser valientes y empezar a tirar cosas a la basura: el vaso de café y todos los envoltorios que acumules, los post it con los recordatorios pasados, aquel regalo de amigo invisible de hace tres años, cartas y documentos que llevamos meses sin mirar…

Seguramente en tu mesa tengas un ordenador, un teléfono, las conexiones a internet… Los cables pueden generar un importante desorden y convertirse en una maraña donde enredarse fácilmente. Es importante organizarlos y apartarlos para que ocupen el menor espacio posible.

No acumules papeles, hazte con un cuaderno o agenda donde ir apuntando tus notas y así todas estarán en el mismo lugar, al mismo tiempo que evitar el uso excesivo de papel.

Normas básicas como guardar las tijeras o el celo después de haberlos utilizado, asignar un lugar para cada cosa y respetarlo a diario son clave para evitar volver a una mesa caótica. ¡Y por supuesto!, mantener la mesa limpia de migas y otros restos de comida, especialmente, si se tiene el mal hábito de comer en la oficina sobre el escritorio.

¿Te ha gustado este post? En Cador tenemos muchos más para tí ;).



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies