Taquillas, las indispensables en una oficina flexible

Taquillas, las indispensables en una oficina flexible

Siguiendo las últimas tendencias en modelos de oficina las mesas individuales de trabajo están tendiendo a desaparecer para dar paso a los espacios colaborativos.  Por ello las taquillas se han vuelto un elemento indispensable para los trabajadores dentro de las oficinas más flexibles.

Cada vez está más extendido el modelo Open Space donde no existen puestos de trabajo asignados. Los empleados llegan a la oficina y se sientan en uno de los sitios libres, que probablemente sean sillas y mesas distintas a las disponibles el día anterior. Este sistema obliga a los trabajadores a no poder dejar nada encima de las mesas en el momento en que se marchen a casa. Por tanto, todos aquellos materiales de oficina como cuadernos, bolígrafos, documentos, o incluso el ratón del ordenador deberán ser guardados en taquillas hasta el próximo día.

Estas taquillas sí son asignadas a cada empleado y suelen situarse a la entrada del workplace. Los trabajadores guardan ahí sus pertenencias para recogerlas cada día y trasladarlas al puesto de trabajo que elijan según las necesidades de la tarea a desempeñar (sala de reuniones, puesto individual, sala de videoconferencia…). Para facilitar el desplazamiento de los materiales de oficina suelen ofrecerse también cajoneras rodantes que funcionan como armarios desplazables.

Cada vez son más empresas las que ofrecen a sus empleados la posibilidad de teletrabajar 1 o 2 días a la semana, lo que altera su “orden presencial” ya que dejan de coincidir todos los trabajadores al mismo tiempo en la oficina. Por este motivo siempre quedará alguna mesa vacía ocupando una superficie que podría ser aprovechada para otro fin.

Por ejemplo, si un departamento se compone de 25 personas pero cada día teletrabajan seis de ellas desde casa, serán más que suficientes disponer de 20 mesas, 20 sillas y 25 taquillas. Como los puestos no están asignados, todos los empleados encontrarán un sitio donde instalarse libremente el día que acudan a trabajar a la oficina.

¿Pero qué tamaño deberán tener las taquillas?

La actividad de la empresa, e incluso de sus departamentos, limitará esta decisión dependiendo de sus necesidades. Si la compañía no permite sacar los ordenadores portátiles de la oficina las taquillas deberán estar preparadas para guardar el material informático allí. Lo mismo ocurre cuando se trabaja con mucho volumen de papel o con otros objetos de mayor tamaño.

Hay que tener en cuenta que en estas taquillas, además de material de trabajo, los empleados también guardarán sus objetos personales, e incluso el tupper con su menú diario.

Existe una amplia gama de cajoneras fijas y rodantes que se adaptan a cada modelo de oficina y en CADOR podemos asesorarte para que elijas las opciones que más encajan con tu modelo de oficina y con las necesidades de tus empleados.



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies