Cómo disminuir el ausentismo en tu empresa

Cómo disminuir el ausentismo en tu empresa

Cómo disminuir el ausentismo en tu empresa

Los trabajadores son una pieza fundamental de cualquier empresa. Independientemente del sector y de la actividad que desarrollen, son las personas quienes hacen que todo ruede y fluya para que la actividad se pueda realizar sin contratiempos, incluso aunque la empresa no requiera de un alto grado de especialización en la plantilla. 

Por eso el absentismo laboral supone un problema serio. Si los empleados están de baja, la salud de la empresa también se resiente. Los estudios más recientes corroboran que el absentismo laboral no es un problema aislado, sino que afecta de forma estructural a toda la economía de nuestro país. En los últimos 20 años la tasa de ausencia en el trabajo ha subido del 3,7% del conjunto de los empleados, hasta el 5,3% en 2018. Además, en solo 10 años, la media de las bajas de larga duración ha aumentado un 20%. Esto implica un coste directo debido al absentismo laboral que equivale al 0,4% del PIB. 

La buena noticia es que no todo escapa a tu control, se pueden tomar medidas efectivas para evitar que tu empresa caiga en el saco de las estadísticas, y conseguir mejorar la tasa de absentismo laboral, con el ahorro de costes y el aumento de la productividad global que ello supone.

Genera un entorno cómodo y eficaz para tus empleados

Cuando tus empleados se sienten bien en el lugar de trabajo, es más probable que acudan a él. Contar con espacios adecuados, sillas cómodas, áreas de descanso, y un buen ambiente en la oficia es fundamental para evitar el absentismo. Los trabajadores felices rinden más, y si saben que, a pesar de tener pequeñas molestias por cualquier causa de salud, pueden contar con un entorno agradable y comprensivo en el que realizar su trabajo, es más probable que acudan a su puesto y saquen el trabajo adelante. Hacer de la oficina un segundo hogar tiene todo el sentido, cuando se pasa tantas horas en ella. 

Fomenta los hábitos saludables de vida

Además de tener muy presentes los riesgos laborales propios de cada actividad, podemos mejorar de forma activa la salud de nuestros empleados.  Tener a su disposición fruta de forma gratuita en vez de máquinas de vending llenas de grasas trans, o conseguir un convenio con algún gimnasio cercano, pueden mejorar el estado de salud físico y mental de tus empleados. Además, también estarás mejorando la imagen de tu empresa. 

Facilita la asistencia a especialistas

Contar con un acuerdo con algún seguro de salud hará que tus empleados sean tratados de manera adecuada, y les puedan diagnosticar bien. Facilitar la asistencia a fisioterapeutas puede evitar que algunos problemas se agraven y cronifiquen con el tiempo.

Ofrece soluciones de teletrabajo y conciliación laboral

Tus empleados también tienen vida personal y la mejor estrategia para que no interfiera con su rendimiento es hacerla compatible, siempre que se pueda. Tener la opción de teletrabajar el día que viene que el fontanero a casa, o contar con una bolsa horaria de libre disposición, pueden ser soluciones beneficiosas para todos. 


Quizás te puede interesar:


Reuniones útiles y frecuentes

Las reuniones cortas y frecuentes -con no más de 8 personas- funcionan mejor para coordinar el trabajo que las reuniones interminables donde la mitad de los empleados sienten que están perdiendo su tiempo y no son necesarios. Hazles sentir que su presencia cuenta con reuniones cortas, efectivas y más frecuentes. De ese modo, estarán mucho más dispuestos a asistir.



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Shall we call you?



Te llamamos...