El despacho en su concepción clásica ha pasado a la historia

El despacho en su concepción clásica ha pasado a la historia

A lo largo de la historia las empresas modernas han requerido una oficina, y en ella se destinaban espacios privilegiados para los jefes, contables y directivos. Los despachos nacieron para garantizar la privacidad y la discreción que requieren aquellos puestos de trabajo que manejan información sensible y confidencial, además de remarcar aún más el status en los organigramas.

Hoy en día hablar de despachos suena caduco. Las grandes empresas están optando por un diseño de oficinas “open space”, sin sitios asignados para los empleados, sin paredes y sin despachos a parte para los directivos, quienes ahora trabajan cerca de sus equipos.
Este modelo, que ya no es extraño ver sobre todo en gremios más creativos como la publicidad, el marketing y la comunicación, aporta una gran dosis de transparencia y cercanía en la empresa. Por el contrario, hay actividades que necesitan privacidad y seguridad, como pueda ser el sector bancario, abogacía, gestoras, auditorías… Estas empresas están apostando por un modelo intermedio, ya que aunque siguen teniendo despachos estos son de vidrio, lo que permite el contacto visual con el resto de empleados siempre que no hagan uso de persianas.

Y es que las formas de trabajo han cambiado. Ahora el poder de decisión de una empresa no recae en una misma persona, si no es un equipo experimentado. La mítica serie Mad Men refleja a la perfección el uso que antiguamente se hacía de los clásicos despachos:
Se concebían como zonas nobles, grandes y muy amuebladas donde sólo se podía acceder si una secretaría así lo permitía. El directivo apenas salía de aquel espacio ya que no necesitaba relacionarse con el resto de empleados mas que en momentos puntuales. Los despachos siempre han sido un símbolo de status.
Hoy en día el despacho es una barrera en la comunicación fluida de una empresa y gracias a soluciones como las que ofrecemos en Cador, es posible disfrutar de una oficina donde los directivos puedan seguir teniendo su espacio y cumplir con sus funciones de forma eficiente al mismo tiempo que se fomenta el diálogo y trabajo en equipo.



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies